domingo, 10 de enero de 2016

"La mujer de las nueve lunas" de Carmen Torres Ripa

Reto #YincanaHistórica

Semana 3 - Siglo a Siglo - Lunes  
De la Prehistoria al Siglo XII 

De Carmen Torres Ripa, 
"La mujer de las nueve lunas" 





ARGUMENTO: 

¿Se puede repetir el milagro de un parto virginal? Pero, ¿qué pasaría si de ese parto naciera una niña? ¿Cómo lo interpretaría la Iglesia? Estos interrogantes perduran a través de todo el libro “La mujer de la nueve lunas” de Carmen Torres Ripa. "Monasterio de San Disibodo, Renania, 1118. Durante la noche, Hildegard descubre, enterrado en el jardín, el cuerpo de un recién nacido todavía con vida. Extrañada, se apresura a la celda de su novicia favorita y encuentra a la joven ensangrentada y moribunda…"


Son dos los protagonistas principales: Hildegarda von Bingen, abadesa de la región de Renania (en Alemania, a las costas del río Rin), durante el transcurso del siglo XII y Samuel Beyhe, sacerdote belga, especialista en historia mística medieval, catedrático de la universidad de Lovaina, en pleno siglo XXI. Separados por tanto siglos, ambos personajes se unen en un hecho que parece molestar a la Iglesia de la época de Hildegarda y de Samuel: el papel de la mujer dentro de la estructura eclesial. La abadesa batalló en su tiempo, para que monjas y novicias tuvieran su espacio, su esfera de acción, separada de la de los sacerdotes. Pudo lograrlo al crear un monasterio (el primero puramente femenino) llamado San Ruperto. Su principal enemigo fue el lascivo clérigo Crisóstomo; uno de sus defensores, el santo Bernardo de Claraval. 

Por encargo del Vaticano en la persona de Monseñor Manuel Santa Coloma, Samuel deberá investigar la obra de Hildegarda: sus escritos, sus dibujos, sus partituras musicales, sus posibles profecías, la creación de un lenguaje nuevo y secreto, sus influencias sobre futuros grupos como las beguinas, sus visiones y sus capacidades curativas. Al comenzar su tarea, Samuel encuentra un entramado místico pleno de bifurcaciones que lo llevan a conocer varias personalidades de la cultura y la religión, también imbuidos del mismo interés por Hildegarda. Además, viaja a Lucca, a Florencia, al Vaticano en Italia y a España, al monasterio de Las Rocas, en Navarra. Se entretejen variadas y múltiples historias que cobran vida a través de la abadesa y de su incansable labor místico-cultural: códices, una piedra, los cruzados, etc.. 
Hasta aquí la ficción, pero cabe destacar que Hildegarda von Bingen existió en realidad y fue una religiosa célebre por la vastedad de sus pinturas, sus textos, su música, que en la actualidad son reconocidos por su particular belleza, sabiduría y lo adelantado a su época. También conocía el poder curativa de las plantas y las piedras, motivo por el que algunos quisieron tacharla de bruja. 

ESTILO: 

El estilo de la escritura es agradable, con bellas metáforas y con la descripción acotada (quizás demasiado) de los sentimientos de los personajes. El narrador en tercera persona es omnisciente y se vale de cartas, poemas y otros intertextos para situar y contar más acabadamente la historia. El libro se divide en capítulos, uno para cada luna y en subcapítulos de año y lugar, según transcurren los hechos. El título es preciso, ya que todo el texto gira alrededor de un embarazo,  inaudito y ¿portentoso?. La autora escribe una nota introductoria y un prólogo, en ellos explica la verdadera existencia de Hildegarda, su admiración por la religiosa y quizás algún desliz literario; en el prólogo en particular, puntualiza el suceso central de la novela, cuyas derivaciones hacen tan rico el texto restante.  

AUTORA:  

Carmen Torres Ripa es nacida en Baracaldo, ciudad y municipide Vizcaya en el País Vasco (España), en 1945. Es periodista de medios gráficos y audiovisuales, donde relata, entre otros temas, sus experiencias como viajera incansable. Ha publicada varias novelas. 

OPINIÓN: 

Dentro de las bifurcaciones de la trama ya mencionados, se entrelazan decenas de otros hechos, es una historia tejida con hilos de muchas otras historias: de otros nombres, de otras culturas o costumbres, que pueden hacer el texto (de 544 páginas) algo diluido, si el interés del lector está basado sólo en lo narrativo, pero, si se busca el trasfondo histórico de cada acción, esta novela da para conocer un sinfín de interesantes detalles del pasado lejano y no tanto. Tiene, además, especulaciones filosóficas o psicológicas, obvias en temas religiosos, donde siempre está presente la duda, en contraposición a una fe que se quiere suponer ciega. 
Terminada la lectura, queda una buena impresión de la autora, de Hildegarda, de la novela y de una Edad Media siempre misteriosa y atrapante. Un libro para aprender, para pensar, para conocer, para seguir investigando...

6 comentarios:

  1. Una novela muy interesante. Me ha gustado tu reseña. Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues no sabía nada de esta novela, pero el argumento me parece de lo más sugestivo y, con respecto a la reseña, preciosa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, un gusto compartir lecturas. Saludos!

      Eliminar
  3. Se quien me lo puede prestar... buena reseña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero te guste!! En Youtube hay varios videos sobre su obra, particularmente la musical.

      Eliminar